jueves, noviembre 26Tu gúía práctica de ValQuirico

¡Un pan para el susto!

Nada sabe a día de muertos como el sublime pan de muerto… Ese pan que se parte con la deliciosa expectativa de su textura suave, su sabor dulce y después un trago de chocolate artesanal pareciera que el pan se derrite en la boca en un exquisito bocado.

El pan de muerto tradicional está hecho a base de naranja y cubierto con azúcar, imitando las formas de huesos, haciendo alusión a las tradicionales Catrinas de la temporada, aunque se dice que su origen se remonta a los cuatro puntos cardinales del Universo Prehispánico.

Desde los siglos pasados, cada región de México tiene sus propias variantes de pan de muerto, en sabores y formas, pero ahora en la época moderna casi cada panadería tiene su propia opción. Se pueden encontrar panes de muerto de tamaño personal, cubiertos de ajonjolí, rellenos de chocolate, cajeta o crema pastelera… Siempre con la misma textura suave perfecta para el chocolate caliente.

Cada año, los amantes del pan de muerto y los entusiastas de esta fiesta nacional lo esperamos con ansias, durante los meses de octubre y noviembre estará disponible en todas las panaderías del país, dando la excusa perfecta para olvidar las dietas y ceder ante los dulces placeres de la gula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *