El dulce sabor a manzana, las divertidas burbujas en tu boca y lo natural de esta sidra artesanal es una experiencia que vale el trayecto hasta Zacatlán.

Si nunca has probado la sidra y los refrescos de manzana típicos de esta zona, te has perdido de uno de los placeres más ocultos del estado de Puebla. No dejes pasar otra temporada sin conocer este pequeño pueblo que además de sidra tiene mucho que ofrecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *