jueves, noviembre 26Tu gúía práctica de ValQuirico

Rosca de Reyes

El final del maratón Guadalupe- Reyes está aquí… Por fin, termina
la época de celebraciones y festividades con una deliciosa
tradición: la suave, dulce y divertida Rosca de Reyes. El pan
de los mexicano por excelencia, que recibimos con enorme gusto
pero a la vez, con el tono de la triste despedida de la temporada
navideña.
La Navidad siempre se pasa demasiado rápido, pero nada
mejor que un pedazo de Rosca de Reyes y un chocolate caliente
para comenzar el año… Cada año disfrutamos de este dulce y
reconfortante pan, pero es poco lo que sabemos sobre su origen.
La tradición nos llegó de España durante la Colonia, pero en la
Península Ibérica su origen se remonta a las fiestas romanas en
honor a Saturno, o Saturnalia, que se celebraban después del
solsticio de invierno. Los festejos se realizaban en el Foro Romano,
con banquetes, intercambio de regalos y con la repartición de
panes redondos adornados con higos, dátiles y miel.

Dentro de esos panes, se escondía un haba seca, y el afortunado en encontrarla se le reconocía como Rey de Reyes por un día. Estos juegos existieron por siglos en la zona de la actual España. Con la llegada del cristianismo, la rosca cambió su significado para ser representada como una Corona de Adviento y para celebrar la llegada de los Tres Reyes Magos a visitar al Niño Jesús.
En México, la tradición ha sido conservada por siglos, y desde su inicio la rosca ha sido acompañada con chocolate caliente y, en algunas regiones, con atole. Aquí, el haba seca fue sustituida por muñecos que simbolizan al Niño Jesús que tuvo que ser escondido y protegido del Rey Herodes. La persona o las personas que encuentran el muñeco se comprometen a dar una fiesta y preparar tamales para el 2 de febrero en el Día de la Candelaria.
Lo más importante de esta tradición, es que hoy en día, en un mundo donde tenemos poco tiempo para convivir en familia y compartir con amigos, partir la Rosca de Reyes nos da una oportunidad de apreciar lo verdaderamente valioso en nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *