Gastronomía

El Clásico

Los chiles en nogada, considerado el platillo poblano por excelencia tienen muchas versiones y leyendas en torno a su origen. La más común nos habla de que nacieron en honor a Agustín de Iturbide y al Ejército Trigarante, en su paso por Puebla hacia la Ciudad de México en septiembre de 1821 tras haber firmado los tratados de Córdoba.

En en convento de Santa Mónica, el 28 de septiembre las monjas agustinas crearon el platillo. Los colores se inspiraron en la bandera del Ejército Trigarante: verde, blanco y rojo, los que representan unión, religión e independencia. De ahí el verde del chile, el blanco de la nogada y el rojo de la granada.

El gran secreto de estos chiles es precisamente la nogada, el platillo es un chile poblano relleno de carne guisada con fruta, pero su sabor tan distintivo es gracias a la nuez. La nuez que se utiliza debe ser nuez recién cosechada y pelada, es la única forma de hacer la famosa nogada. Es por esto que es un platillo de temporada y cuando se elabora correctamente tiene un alto costo.

En tu próxima visita a Val’Quirico… ¡No te pierdas los chiles en nogada tradicionales de Puebla en La Catrina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.