EDITORIAL Mayo 2019

Nuestra madre es la figura central,  que marca no sólo la supervivencia de una persona en sus primeros años de vida, pero también el ser, los valores y la esencia misma. La figura materna, en algunos casos, toma diferentes formas, pero la realidad es que si tú estás vivo hoy, es porque alguien se preocupó por cuidarte, quererte y alimentarte durante muchos años de tu vida, y ese alguien siempre será tu mamá.

Honrar a mamá un sólo día al año no parece ni remotamente suficiente en comparación a lo que esa palabra representa… “Mamá” es cariño, protección, seguridad, nutrición física y emocional, amor, regaños, y uno que otro castigo…

Mamá es muchas cosas, y conforme vamos creciendo, madurando y teniendo hijos propios, vamos entendiendo con mucha mayor profundidad lo que ese rol representa. Con el paso de los años, el cariño y el agradecimiento se van haciendo mucho más profundos. Llegamos al entendimiento de que nuestra madre también es un ser humano, con virtudes y defectos, y que, a pesar de sus limitaciones, siempre hizo lo mejor que pudo y nos dio lo mejor de ella misma.

En el mes de mayo, este año, si todavía tienes la fortuna de tener a tu madre contigo, de hacer algo especial por ella, no pierdas la oportunidad de hacerla sentir profundamente amada y de decirle con palabras y con acciones tu agradecimiento… Porque desafortunadamente nuestra madre también es un ser humano, y tiene una cantidad limitada de días en este mundo.

Personalmente solamente me queda decir “Gracias mamá, gracias por todo lo que soy…”


Cecy Rendón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *