jueves, noviembre 26Tu gúía práctica de ValQuirico

Editorial //Junio

Junio marca la llegada del verano y del sol. Con la llegada del calor, de la ropa más escasa y de los inevitables planes de vacaciones, se nos abren una infinidad de posibilidades… Y de cuestionamientos.

Pareciera el momento ideal para ponerse a dieta y lucir el cuerpo ideal que todos quisiéramos tener, pero al mismo tiempo es la época en la que más se antoja probar comida nueva y deliciosa, salir a tomar unas cervezas con los amigos y disfrutar una cena romántica en alguna terraza, acompañados del delicioso aire de la noche.

Torta de pulpo. Chepina

Pareciera que la pregunta imposible de responder es: ¿Disfruto de las vacaciones ó me pongo a dieta? Cuando la respuesta en realidad no es uno o lo otro, sino ambas cosas. El secreto es no caer en los excesos, se puede disfrutar de tus pecados favoritos y al mismo tiempo tener un cuerpo sano. Todo es cuestión de equilibrio.

En las palabras de la escritora chilena Isabel Allende:

“Me arrepiento de todos los deliciosos platillos rechazados por vanidad”.

Isabel Allende

La gastronomía es un regalo de los dioses para que los hombres la disfruten, pero no olvidemos que nuestro cuerpo y su salud es el mayor regalo que podemos tener. Si somos ordenados con nuestra alimentación, podremos vivir una vida sana y llena de deliciosos placeres.

Así que vive sin culpas, usa la ropa que quieras y aventúrate
a probar y adoptar nuevos platillos favoritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *