jueves, noviembre 26Tu gúía práctica de ValQuirico

Editorial DICIEMBRE

Navidad es una época que normalmente tiene dos tipos de reacciones: La absoluta indiferencia casi llegando al aborrecimiento, o la de un duende navideño que quiere decorar con esferas y luces todo lo que toca… Sin importar cuál sea tu postura respecto a ésta Navidad,es importante recordar que es un cierre de ciclo que invita a la reflexión…

2018 ha sido un año de cambios, de elecciones, de logros y de profundas transformaciones para todos, desde lo personal hasta lo nacional, pero creo que esos cambios nos han hecho perder de vista lo verdaderamente importante…

Este mes de diciembre te invito a detenerte un momento y dar gracias por lo que sí tenemos: una familia, amigos, pareja, hijos, trabajo… Enfocarnos en compartir los últimos momentos del año con nuestros seres queridos y hacer que el propósito del próximo año sea lograr una mejor versión de nosotros mismos, sin importar lo que pase allá afuera, hacer un cambio interno para ser mejores personas y generar un cambio externo.

Esta temporada, cuando te inviten a una posada, cena o reunión, agradece a las personas que tienes cerca, a la gente que te quiere, especialmente a tu familia, ya sea por sangre o por elección… Tu familia es quien va a estar contigo en las buenas y en las malas, con quien vas a compartir tu vida y éso siempre es algo para agradecer.

Cierra los ojos unos momentos, pon tu mano derecha en tu corazón y agradece todo lo bueno que hay en tu vida… Así abrirás la puerta para que lleguen más cosas buenas en este próximo 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *