Estilo de vida

Celebra a Mamá

Dicen que el amor entra por el estómago… y así como nuestra mamá se encargó de irnos de comer por muchísimos años, nosotros también podemos encargarnos de consentirla con su comida favorita y el placer de disfrutarla lejos de las responsabilidades de la casa.

Si bien es cierto que la carga de un hogar debe ser compartida por ambos padres, la realidad es que el vínculo emocional con la comida siempre (o casi siempre) se vive a través de la figura materna. La nutrición, el alimento, el cariño en cada platillo, en la mayoría de los casos nos remonta a nuestra madre y nuestras abuelas.

Y ese mismo cariño que mamá nos ha dado siempre, puede ser regalado en la forma de una inolvidable comida, desayuno o cena en Val’Quirico… rodeados de naturaleza, arquitectura medieval y los mejores restaurantes de la región con todo tipo de gastronomía.

¡Regálale a mamá una experiencia inolvidable y un recuerdo que atesorará por siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.